Páginas

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Velas navideñas con washi tape

Tengo que empezar esta entrada confesando 2 cosas:

1. No me gusta la Navidad. "La navidad" esas fechas en las que hay que estar alegre sí o sí, gastar infinito en regalos y comidas especiales. Echo de menos a quien ya no está. 
Sí me gusta hacer regalos económicos o regalar cosas hechas a mano o de pequeños comercios. Y me encanta reunirme con la familia y comer cosas, que no comemos en otras fechas.

2. No me gusta la típica decoración en rojo y oro. De hecho odio no me gusta nada de nada el oro y el rojo está en los últimos puestos de mi ranking de colores.

¿Y qué os traigo?
Velas navideñas decoradas en ¡rojo y oro! ¡yupi! ¡viva mi congruencia!

Lo cierto es que se debe a que TODO es reciclado/reutilizado y probablemente acabe adornando la mesa de navidad de mi abuela, mi madre o mis suegros.

Las velas rojas son las que me quedan de mi anterior casa(un piso alquilado amueblado por la propietaria en blanco, negro y rojo que condicionaba bastante la elección de los pequeños "toques" decorativos). Lo ideal sería hacerlo con velas nuevas y utilizarlas a los largo de las comidas y cenas de estos días, pero tampoco es cuestión de tirarlas o desperdiciarlas las que tenía empezadas.
Los detallitos son decoraciones de regalos de años anteriores que guardaba para hacer servilleteros y los lazos y cintas, también. Si como yo, os gusta guardar cosas "por si acaso" probablemente en casa tendrás algo parecido. y Si no, en los bazares hay mucha decoración de este tipo (pero ya no será gratis).

Os dejo collages de fotos de las diferentes "modelos" que he hecho,
con las nuevas a estrenar y las reutilizadas.




3 de ellas están hechas con una cinta flexible (muy práctica y que en mi casa es fija toooodos los años en diferentes colores) y washi tape. Las demás llevan washi tape y pequeños detalles o están hechas con una cinta "despeluchada" que le da un aspecto rústico como de paja, que me encanta. 


Disculpad la calidad de las fotos, pero mi cámara no es demasiado buena y es bastante difícil captar los colores con las velas encendidas. Además unas alumbraban mucho en comparación con las ostras que tienen una minimecha.
La sque están nuevas no quería estrenarlas, así que las he fotografiado sin encender.
 
Detalles:
Las velas son el modelo Väghult de Ikea. Vienen 9 unidades en un tubo de plástico pero no recuerdo que me costaran lo que aparece en el enlace, creo que estaban de oferta por "últimas unidades". 
Van cambiando los colores, no siempre están los mismos. Así que cuando las encuentres de tus colores favoritos, hazte con unas cuantas.

El washi tape es el "asanoha syu" de la marca Masking Tape. Lo compré en Vip´s por 2,95€.
Pero podéis encontrarlo on-line en muchos sitios.

Espero que os guste, os inspire y os anime a poner un toque handmade en vuestras mesas estas fiestas.  
¡Un saludo!

Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

jueves, 15 de noviembre de 2012

Hucha de lata con washi tape (#PAM2)

¡Buenas!
Todas y todos sabemos que en tiempos de crisis gastamos menos (aunque se supone que deberíamos consumir más para que "el sistema" siguiera su curso)
El caso es que hace tiempo quería empezar a ahorrar, lo poco poquísimo que puedo ahorrar al mes y para ahorrar era necesario una hucha. Y esta es mi hucha:
¡me encanta mi hucha!

¿Cómo se hace? ¿qué necesitamos?
La verdad es que es muy sencilla y necesitmaos pocos materiales.
Sin embargo, el principal, la lata de leche ideal es cada vez más difícil de conseguir. Ahora la encuentro sólo en tetrabrick, pero podemos usar otras latas, claro que esas no tienen la ranura hecha.
Además de la lata necesitamos cinta washi tape, de tela o cualquier otra cosa que se nos ocurra, imaginación y un poco de habilidad.
Yo he utilizado cinta de color rosa palo que tenía en casa (bien! reutilizar es ecológico y gratuito)y un washi tape que compré en una papelería muy conocida de mi ciudad, pero que es de la marca Pórtico.
preparados, listos...¡ya!
Lo primero es limpiar CORRECTAMENTE la lata. Puesto que dentro ha tenido un producto lácteo, de no lavarla bien podemos conseguir que nuestra hucha apeste o empiece a crecer vida en su interior. Cuando estés segura/o de que está bien limpia, lávala otra vez.
Con un algodón empapado en alcohol retira los restos de pegamento de la etiqueta, así como la fecha de caducidad y el lote.
adiós tinta, adiós
Como paso optativo, está el hacer que nuestra hucha huela bien. Ya sabemos que las monedas tienen un olor especial, y cuando las acumulas ese olor metálico se multiplica, así que para evitarlo puse restos de una vela en su interior.(Todavía huele a cerezas!!)También pensé en sales de baño, pero no sé si puede estropear las monedas.

Y después...¡a decorar!. Me gusta que el lazo de tela y la cinta WT no sean del mismo ancho, así parece más artesano o casero.
Le añadí un lazo que fijé con una minipincita, pero luego lo quité (y lo conservo ya que estoy segura que en menos de una semana habré cambiado de idea y lo volveré a poner).
colocando cinta y lazo


detalle del lazo de quita y pon
collage del proceso
#PAM2
Lo que me llevó a decidirme y empezar a ahorrar fue el proyecto #PAM2 en el twitter de @wayaiu. Más información y reglas (mi favorita es la cuarta, jajaja!!) en esta entrada de su blog.
El "arramplamiento y aprovisionamiento" de monedas no es algo nuevo para mí, en mis tiempos de camarera guardaba las propinas y conseguí irme de interrail con lo que ahorré. Y desde entonces,guardo los céntimos, más que nada porque ya se me han roto un par de monederos por acumular chatarra.
primer collage probando aplicaciones del ipad
Aclaraciones:
El washi tape lo compré en S.B. una papelería muy conocida de Zaragoza que está en el Paseo Independencia. 
El diseño no tiene nombre ni código ni marca pero ponía que estaba importado por Pórtico.
(El washi tape de la marca MT, el mejor para mi gusto, puede comprarse en Vips o en Larraz. También podemos comprarlo online en ebay, etsy...).

¡Un saludo y que se repita muchas veces este gesto!


Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Presentación

Podría definirme adaptando una frase que leí el otro día en Pinterest. El 95% de mis decisiones se basan en los colores de algo, en si es bonito o si huelen bien. Quizás lo del 95% sea algo exagerado, pero sí que es verdad que las cosas suelen entrarme por los ojos.
El caso es que me gustan los dulces, me encanta reutilizar objetos aparentemente inservibles y rara vez nunca me aburro.
No me gustan los payasos y necesito oscuridad total para dormir.
Ahora que conoces un poco más de mí, me gustaría saber de ti, por eso he decidido abrir este blog para compartir las cosas que me gustan en este momento y aprender de vuestros comentarios nuevas recetas y manualidades.
¡¡Espero vuestras recomendaciones!!
¡Un saludo y nos vemos muy pronto!

Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo: