Páginas

viernes, 7 de diciembre de 2012

Cabecero bonito, barato y personalizable

Cuando nos mudamos, decidimos que el cabecero sería de las últimas cosas que compraríamos, porque no queríamos gastar mucho dinero y queríamos uno que realmente nos gustara.
Estábamos casi convencidos de que los haríamos nosotros y aprovechamos las visitas a Ikea, Leroy Merlin y demás tiendas para buscar ideas.
Y la inspiración llegó mucho antes de lo que pensábamos. Comprando el escritorio supimos que nuestro dormitorio y nuestro despacho tendrían algo en común: el tablero Vika Amon.

Para el escritorio compramos el de 2 metros para tener espacio para el ordenador y para estudiar o hacer manualidades.
Para el cabecero elegimos dos tableros de un metro (a 9.99€ cada uno).

¿Cómo lo hicimos?
Siento que no haya fotos del proceso, pero entre el taladro, la escuadra, el nivel y demás...no inmortalizamos el momento.
Unimos los 2 tableros utilizando 3 piezas que creo que se llaman pletinas. (Recuerdo que mi mecano tenía una pieza que era igual, alargada con los extremos redondeados y varios agujeros)
Una vez unidos, puse las alcayatas cerradas (o hembrillas) en los tableros aprovechando los agujeritos que trae el tablero para poner las patas.
Mientras, mi chico taladraba la pared, para poner los tacos y en ellos las alcayatas abiertas (o escarpias).
Luego llega el momento en el que todo son "nooo, vete un poquito a la derecha" "a tu otra derecha!!" "eso no es un poquito, es un muchito" "no la estás metiendo bien" "ten cuidado que me la sacas del otro lado" hasta que por fin todo encaja. Este momento no llega al minuto, pero por un lado sientes presión y por el otro no puedes parar de reirte.

Viendo muebles vimos que estaban de moda los cabeceros que se apoyaban en las mesitas, así que nosotros lo pusimos así. Lo cierto está bien fijado a la pared y podemos mover libremente las mesitas para limpiar, pero parece que queda más integrado.

¿Qué necesitamos?
8 tacos, 8 alcayatas abiertas y 8 cerradas, las piezas para unir los tableros y los 2 tableros. Creo que no llegaron a los 25€.
Y nada más!!
Briconsejo: Para saber dónde tienen que ir los agujeros en la pared, apoyamos el tablero (bien nivelado) en la pared hasta que las alcayatas cerradas dejaron "marquitas" en la pared. Ahí es donde tienen que ir las alcayatas abiertas en su taco. (Este truco también puede usarse para colgar cuadros).

Lo mejor: ¡a decorarlo!
Una vez colocado podemos decorarlo de muchas maneras. Podemos jugar como si fuera una pizarra blanca de rotulador, tiene un montón de posibilidades.
Con un vinilo, con fotos, con guirnaldas, con luces de led...o dejarlo tal cual: "blanco minimal".
Después de un mes o más con el blanco minimal, necesitaba cambiarlo y lo decoré con washi tape.
Una vez cubriendo donde se unen los 2 tableros y otra vez, algo más femenino decorando también las esquinas.
PD: he encontrado en piratas de Ikea esta entrada de Miguel Ángel con un cabecero bastante similar. pero con un tablero de metro y medio y más ancho en vez de 2 de 1,00m x0,60m.
El modo de anclaje a la pared también es algo diferente, pero las fotos os darán una idea.

Pronto colgaré más detalles de cómo queda, ya que quiero darle una sorpresa a mi chico y redecorarlo, más a su gusto. (Si lo lee pensará que voy a ponerle leds, pero no! Las frikadas que las haga él).

Espero que os guste y os inspire.




Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

lunes, 3 de diciembre de 2012

Washi Tape

Os he presentado varias manualidades hechas con Washi Tape suponiendo que sabríais qué era.
Lleva un año pegando fuerte en la blogosfera y pinterest y se debe a sus múltiples posibilidades. A cualquier persona, por torpe que sea, le das un rollo y enseguida se le ocurre algo y se pone manos a la obra.

Su origen está en Japón y Korea (he leído las 2 cosas) y se trata de una cinta de papel de arroz, muy muy muy parecida a la cinta de carrocero y que viene en rollos tipo celo.
Lo bueno es que puede reutilizarse (puedes pegar y despegar) y no  deja residuos. Puede cortarse con los dedos (como les gusta a mis sobris) pero yo siempre lo hago con tijera.
 

Puede comprarse en tiendas de manualidades, Vip's y Natura.
On line en ebay o etsy o en tiendas como all washi tape o washitape*
(Os dejo los enlaces pero debo confesar que no he comprado en ninguna de las 2 tiendas).

En Zaragoza lo he visto en Larraz (Coso)donde tienen bastante variedad de la marca Masking Tape pero algo más caros que en Vip's (Pza. Aragón) donde cuestan 2,95€.
También vi en SB (Paseo Independencia) de la marca Pórtico y compré 2 hace bastantes meses, pero la última vez que fui lo único que encontré fueron paquetes de 5 rollos de celo decorativo. (Celo plasticoso y trasparente, que también tiene su punto).
Por supuesto cada quien que elija según sus gustos, necesidades, presupuesto y "urgencia".

Os dejo unas fotos de los que yo tengo y algunas cosillas que he ido haciendo estos casi 10 meses desde que tuve el primer rollo en mis manos.

asanoha syu (estrellas rojas) y samekomon ai (azul oscuro con topitos blancos) (Masking Tape)

border cosmos (rayas rosas), drop green (topos) y shima midori (rayas multicolor)(Masking Tape)
I-D: samekomon ai, asanoha syu, drop green, border cosmos y shima midori (Masking Tape)
Algunos usos del washi tape
Podemos personalizar todo lo que queramos con él: libretas, agendas, portavelas...
Posits y notas ordenadas en organizadores washitapeados


Además podemos restaurar objetos estropeados.
Como por ejemplo, esta carpeta negra aburrida y "destrozadica" que está disfrutando una segunda juventud:
Además reforcé las esquinas
Cómo y dónde guardarlos
Podemos guardarlos en un portarrollo de papel de cocina, colgando de una percha, poniendo cada uno en un dispensador de celo...hay infinitas posibilidades. Pero prefiero tenerlos "a cubierto" protegidos del polvo. Por eso, al principio los guardé en un bote de nutella y ahí estaban hasta el otro día que me regalaron una caja de ferrero rocher...y vi que era perfecta para mis washis.
El nuevo contenido del bote de nutella me gusta tanto como el antiguo
Así, bien guardaditos

Dependiendo del grosor y lo gastados que estén caben unos 12

Podéis buscar más inspiración en Pinterest o tecleando washi tape en google. Encontraréis un montón de washilovers.

De todas formas, ya os aviso, disparan la creatividad. 
Se los dejé a mis sobrinas y sobrinos y en un momento habían decorado la nintendo ds, mi sobrina más pequeña una hucha (Hizo su propio #PAMdetodoloquepille también en una lata de leche evaporizada), mi hermana el móvil y el pequeño de la "manada" llevaba washi tape hasta en las orejas (literal).

Espero que os haya gustado!!



Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Velas navideñas con washi tape

Tengo que empezar esta entrada confesando 2 cosas:

1. No me gusta la Navidad. "La navidad" esas fechas en las que hay que estar alegre sí o sí, gastar infinito en regalos y comidas especiales. Echo de menos a quien ya no está. 
Sí me gusta hacer regalos económicos o regalar cosas hechas a mano o de pequeños comercios. Y me encanta reunirme con la familia y comer cosas, que no comemos en otras fechas.

2. No me gusta la típica decoración en rojo y oro. De hecho odio no me gusta nada de nada el oro y el rojo está en los últimos puestos de mi ranking de colores.

¿Y qué os traigo?
Velas navideñas decoradas en ¡rojo y oro! ¡yupi! ¡viva mi congruencia!

Lo cierto es que se debe a que TODO es reciclado/reutilizado y probablemente acabe adornando la mesa de navidad de mi abuela, mi madre o mis suegros.

Las velas rojas son las que me quedan de mi anterior casa(un piso alquilado amueblado por la propietaria en blanco, negro y rojo que condicionaba bastante la elección de los pequeños "toques" decorativos). Lo ideal sería hacerlo con velas nuevas y utilizarlas a los largo de las comidas y cenas de estos días, pero tampoco es cuestión de tirarlas o desperdiciarlas las que tenía empezadas.
Los detallitos son decoraciones de regalos de años anteriores que guardaba para hacer servilleteros y los lazos y cintas, también. Si como yo, os gusta guardar cosas "por si acaso" probablemente en casa tendrás algo parecido. y Si no, en los bazares hay mucha decoración de este tipo (pero ya no será gratis).

Os dejo collages de fotos de las diferentes "modelos" que he hecho,
con las nuevas a estrenar y las reutilizadas.




3 de ellas están hechas con una cinta flexible (muy práctica y que en mi casa es fija toooodos los años en diferentes colores) y washi tape. Las demás llevan washi tape y pequeños detalles o están hechas con una cinta "despeluchada" que le da un aspecto rústico como de paja, que me encanta. 


Disculpad la calidad de las fotos, pero mi cámara no es demasiado buena y es bastante difícil captar los colores con las velas encendidas. Además unas alumbraban mucho en comparación con las ostras que tienen una minimecha.
La sque están nuevas no quería estrenarlas, así que las he fotografiado sin encender.
 
Detalles:
Las velas son el modelo Väghult de Ikea. Vienen 9 unidades en un tubo de plástico pero no recuerdo que me costaran lo que aparece en el enlace, creo que estaban de oferta por "últimas unidades". 
Van cambiando los colores, no siempre están los mismos. Así que cuando las encuentres de tus colores favoritos, hazte con unas cuantas.

El washi tape es el "asanoha syu" de la marca Masking Tape. Lo compré en Vip´s por 2,95€.
Pero podéis encontrarlo on-line en muchos sitios.

Espero que os guste, os inspire y os anime a poner un toque handmade en vuestras mesas estas fiestas.  
¡Un saludo!

Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

jueves, 15 de noviembre de 2012

Hucha de lata con washi tape (#PAM2)

¡Buenas!
Todas y todos sabemos que en tiempos de crisis gastamos menos (aunque se supone que deberíamos consumir más para que "el sistema" siguiera su curso)
El caso es que hace tiempo quería empezar a ahorrar, lo poco poquísimo que puedo ahorrar al mes y para ahorrar era necesario una hucha. Y esta es mi hucha:
¡me encanta mi hucha!

¿Cómo se hace? ¿qué necesitamos?
La verdad es que es muy sencilla y necesitmaos pocos materiales.
Sin embargo, el principal, la lata de leche ideal es cada vez más difícil de conseguir. Ahora la encuentro sólo en tetrabrick, pero podemos usar otras latas, claro que esas no tienen la ranura hecha.
Además de la lata necesitamos cinta washi tape, de tela o cualquier otra cosa que se nos ocurra, imaginación y un poco de habilidad.
Yo he utilizado cinta de color rosa palo que tenía en casa (bien! reutilizar es ecológico y gratuito)y un washi tape que compré en una papelería muy conocida de mi ciudad, pero que es de la marca Pórtico.
preparados, listos...¡ya!
Lo primero es limpiar CORRECTAMENTE la lata. Puesto que dentro ha tenido un producto lácteo, de no lavarla bien podemos conseguir que nuestra hucha apeste o empiece a crecer vida en su interior. Cuando estés segura/o de que está bien limpia, lávala otra vez.
Con un algodón empapado en alcohol retira los restos de pegamento de la etiqueta, así como la fecha de caducidad y el lote.
adiós tinta, adiós
Como paso optativo, está el hacer que nuestra hucha huela bien. Ya sabemos que las monedas tienen un olor especial, y cuando las acumulas ese olor metálico se multiplica, así que para evitarlo puse restos de una vela en su interior.(Todavía huele a cerezas!!)También pensé en sales de baño, pero no sé si puede estropear las monedas.

Y después...¡a decorar!. Me gusta que el lazo de tela y la cinta WT no sean del mismo ancho, así parece más artesano o casero.
Le añadí un lazo que fijé con una minipincita, pero luego lo quité (y lo conservo ya que estoy segura que en menos de una semana habré cambiado de idea y lo volveré a poner).
colocando cinta y lazo


detalle del lazo de quita y pon
collage del proceso
#PAM2
Lo que me llevó a decidirme y empezar a ahorrar fue el proyecto #PAM2 en el twitter de @wayaiu. Más información y reglas (mi favorita es la cuarta, jajaja!!) en esta entrada de su blog.
El "arramplamiento y aprovisionamiento" de monedas no es algo nuevo para mí, en mis tiempos de camarera guardaba las propinas y conseguí irme de interrail con lo que ahorré. Y desde entonces,guardo los céntimos, más que nada porque ya se me han roto un par de monederos por acumular chatarra.
primer collage probando aplicaciones del ipad
Aclaraciones:
El washi tape lo compré en S.B. una papelería muy conocida de Zaragoza que está en el Paseo Independencia. 
El diseño no tiene nombre ni código ni marca pero ponía que estaba importado por Pórtico.
(El washi tape de la marca MT, el mejor para mi gusto, puede comprarse en Vips o en Larraz. También podemos comprarlo online en ebay, etsy...).

¡Un saludo y que se repita muchas veces este gesto!


Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo:

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Presentación

Podría definirme adaptando una frase que leí el otro día en Pinterest. El 95% de mis decisiones se basan en los colores de algo, en si es bonito o si huelen bien. Quizás lo del 95% sea algo exagerado, pero sí que es verdad que las cosas suelen entrarme por los ojos.
El caso es que me gustan los dulces, me encanta reutilizar objetos aparentemente inservibles y rara vez nunca me aburro.
No me gustan los payasos y necesito oscuridad total para dormir.
Ahora que conoces un poco más de mí, me gustaría saber de ti, por eso he decidido abrir este blog para compartir las cosas que me gustan en este momento y aprender de vuestros comentarios nuevas recetas y manualidades.
¡¡Espero vuestras recomendaciones!!
¡Un saludo y nos vemos muy pronto!

Introduce tu dirección si quieres recibir mis entradas por correo: